18 feb. 2012

Quiero que nos sentemos a la orilla del mar, que la suave brisa nos acaricie la cara mientras me apoyo en tu hombro. Que me cojas la mano, acariciándome y sonriamos cuando nuestras miradas coincidan. Quiero que me cuentes todo, quiero que me cuentes historias, cosas que no sé, quiero que me descubras el mundo y me enseñes a vivir, a levantarme después de tropezar.
No sabes la suerte que he tenido al encontrarte, al tener a mi lado siempre, y repito, siempre.
Quiero que el mundo se pare, para nosotros dos, para poder disfrutar de cada instante a nuestras anchas. Para poder recorrer cada rincón de este planeta sin preocuparnos por nada. Para poder estar besándonos, abrazándonos, convirtiéndonos en uno solo eternamente.
Te quiero, y mucho.

No hay comentarios: