24 mar. 2012


Al imaginar cómo mis manos tocan las tuyas o cómo mis labios labios se juntan con los tuyos vuelven las mariposas. Y es que en verdad nunca se han ido, siempre están ahí. Pero ahora, están más vivas que nunca. Necesito verte, tocarte, sentirte. Quiero que mi mirada se cruce con las tuya y que eso produzca una sonrisa involuntaria en los dos. Quiero que al estar juntos nos salgan besos, así porque sí, sin más. Quiero tumbarme en tu regazo, oler tu cuello y quedarme allí eternamente.


Six days left.


No hay comentarios: