4 dic. 2013

Nostalgia, anhelo y otras circunstancias de la vida que te pasan por la cabeza

Desde hace unos días mi cabeza no me deja concentrarme en lo que pasa ahí fuera, alrededor mío. La nostalgia en cierta medida está bien. Te acuerdas de cosas, lugares, sentimientos, alegrías, olores, situaciones... Pero, ¿qué pasa si ese sentimiento te impide ver lo que está ocurriendo? ¿Qué pasa si los sentimientos invaden tu cabeza y no puedes pensar nada más que en eso? No hay momento actual, bueno, corrijo, sí lo hay, pero no lo percibes. Vives un momento pasado, que ya no volverá, no vale la pena pensar, ¿y si...?, puesto que probablemente (no digo imposible, dejemos de lado la imposibilidad) eso no ocurra. 

Y bueno, lo más importante, te estás perdiendo el presente, te estas perdiendo todas esas cosas que en un futuro definirán tu pasado, que quizás recuerdes con nostalgia preguntándote, ¿y si...?

Nada es perfecto, ni lo será nunca. Las cosas son como son. En un futuro recordaremos todo lo que hemos hecho en nuestra vida con nostalgia, con alegría o sin ella, pero formarán parte de nuestro pasado y nos definirán. Nadie sabe cómo será su vida en 5, 10 o 15 años, ojalá lo supiéramos, pero no, no es posible. Sólo podemos esperar, hacer lo mejor para definirnos como personas en un futuro, y ver lo que nos depara el mañana.

J.

No hay comentarios: